Llevo unos días pensando si tiene algo que ver la “paciencia” con la “fuerza de voluntad”. Al parecer son dos cosas distintas.

La paciencia es la aptitud que tiene cada uno para soportar cualquier vicisitud que le venga en la vida, mientras que la fuerza de voluntad es la capacidad que tiene para conseguir el objetivo que se proponga, por ello tiene que ser perseverante y constante en su hacer.

Pero es cierto que a veces confundimos la una con la otra, según se nos presenten cuestiones en la vida. En algún momento podemos tener una paciencia infinita con situaciones que crisparían a cualquiera, y otras no tenemos esa fuerza de voluntad que nos falta para conseguir aquello que nos proponemos…

Por qué ocurren estas cosas?
Se supone que si la paciencia la tenemos para “aguantar” lo que nos venga encima, la fuerza de voluntad no debería ser tan difícil tenerla de nuestro lado. Pero es cierto que la fuerza de voluntad, la componen más elementos, como la constancia y la motivación que tengamos para conseguir el objetivo. ¿Por qué entonces nos falla cuando más la necesitamos?

Pienso que la fuerza de voluntad no nos flaquearía si la motivación no decayera en ningún momento….que nuestra decisión en conseguir lo que nos propongamos fuese inamovible, y que pensemos que el premio somos nosotros mismos…..no le tenemos que demostrar nada a nadie. Que mejor razón que ésa, si la paciencia la tenemos de nuestro lado.

Por tanto tú… qué tienes paciencia o fuerza de voluntad?

Anuncios