Vagabundos están los recuerdos de tu dulce mirada,
la noche me descubre en llanto, y salgo a patinar,
a que el viento me acaricie el rostro y juegue con mi cabello;
poder percibir aquel dolor de amor que hirió mi corazón
que me empuja hacia el filo de una obsesión maníaca.

Te pienso en silencio, te busco como la nieve busca 
al sol en el invierno, como las rosas al agua en el verano.
Dónde estas musa de ensueño ?…
fuiste mi amanecer y la primera cuerda de mi guitarra,
perdóname si no dejo de pensar en ti ni un momento.

No te olvido princesa fugaz, oigo tu voz en los rincones de mi memoria, siendo tus manos en el rozar del viento.
Dame una pista para llegar a ti, suelta una lágrima 
y tirala al mar… recuerda que sigo aqui en el mismo
lugar donde te conocí.

Publicado desde WordPress para BlackBerry

Anuncios