Adiós 30, has sido un año de vida que me ha enseñado mucho, he conocido a personas nuevas, reencontrado con amigos que valoro más que a nadie, combinación  de momentos y sensaciones que jamás se me van a olvidar. Los errores de las personas que más he querido y sigo queriendo, los reírme de mis errores en este año, de mis caídas.

Aprendí, que nunca debo esperar nada de nadie, que cuando uno lo da todo y no te dan nada duele. Llorar de la risa, llorar de dolor, de sufrimiento, saltar, gritar, vivir el mejor día de mi vida, vivir el peor, cumplí uno de mis millones de sueños, aprendi que nadie es perfecto, que no hay que callar todo, pero tampoco hablar por hablar.

He perdido bastantes oportunidades de ser feliz, me han roto el corazón, hay  gente que no se da cuenta de que las cosas para algunas personas duelen mas que a otras. Adiós a todos los buenos y malos momentos, todo lo he que sufrido, añorado, tantos sentimientos a la vez, ya es pasado. Ahora viene mis 31 cargado de energía, sé mis propósitos para este nuevo año de vida, quiero ser feliz de nuevo, pero verdaderamente feliz, que no me haga falta tener que esconderme en mi sonrisa de ‘estoy bien, pero en el fondo estoy destrozado’ la cambiaré por ‘mírame soy feliz’, me crearé un muro dentro de mi, que no será fácil de destrozar, una fortaleza, una personalidad, el hecho de ser único en esta vida. Este nuevo año  de vida lo quiero pasar con la gente que de verdad estaría dispuesta a pasarla conmigo, basta de falsas amistades, basta.

Este años quiero ser feliz, ser yo mismo, y pasar un año que nunca se me olvide, porque quien quiere puede, y yo lo deseo.

Adiós 30, y gracias.
Bienvenido 31.

Anuncios