C. Hola
P. Hola… Quien eres?
C. Tu corazón.
P. Mi corazón?
C. Si, vengo a decirte que dejes de llorar.
P. Ya quisiera yo poder dejar de llorar.
C. Pues haz un esfuerzo porque cada noche que tu lloras yo me parto en mil pedazos.
P. Y como me hablas si estas en pedazos?
C. Te hablo con cada pedazo, pero si sigues asi me convertire en ceniza.
P. La hecho de menos.
C. Lo sé. Pero si ella no esta aqui y apenas la conoces, ¿como puedes sentir tanto por ella?
P. Eso quisiera saber yo. No se como me puede doler tanto si apenas la conozco.
C. Si algun día vuelve y sepas que es para quedarse, entonces amala con todas tus fuerzas.
P. Cuando eso ocurra ya no tendre fuerzas.
C. Tu solo intentalo, por mi y por ti. 

Publicado con WordPress para BlackBerry.

Anuncios