Hoy es uno de esos días largos, tristes, horribles. Todavía no me he acostado, y dentro de unas horas debo levantarme, para ir al trabajo. Todavía no he acabado este día, y ya he empezado con otro.

Me siento mal, pero no estoy enfermo, físicamente por lo menos. Me siento completamente prescindible, siento que en nada alteraría, el que yo no estubiese aquí, que nadie se daría cuenta de que me he ido, porque parece que para algunas personas, es como si ya lo hubiera hecho. Me he hartado de llorar, un día tras otro, sintiendo ese dolor, que sale desde la altura de las tripas, que te hace estremecer de pena, frustración y soledad. En la que entiendes la actitud de los demás hacia ti, pero que no la asumes, despreciando ese ser en que te has convertido para los demás.

Me miro al espejo y me reconozco, y no entiendo como la gente no lo hace, y entonces te das cuenta, que lo que pasa, es que te estás convirtiendo en invisible, y todavía te encoges hacia dentro, para no verte tampoco tu.

Hace siete años, escuchaba esta música que aquí dejo, y me sentía la persona mas afortunada de la Tierra. Toda la gente que quiero, tenía sus ojos puestos en mi, me querian y me miraban sonriendo. Dentro de mi todo era felicidad pura y pensaba, que era invencible y que nunca estaría solo (mi mayor miedo). Pero la soledad crece dentro, y conforme pasa el tiempo, te hace desaparecer de la vida de los demás.

Aunque todavía conservo, un lazo de unión con esta vida que en realidad no me pertenece…y ese es el amor que siento por mi princessa, y a los que quiero, un día tras otro.

Seguro que mañana (hoy) será un día mejor. Gracias por leerme, pero, estoy algo borracho de nuevo.

PD. Hay una parte de mi que desea/anhela volver a ser el de antes… pero, en realidad lo unico que quiero es volver a sonreir como hace dos meses!!!

Anuncios