Te respeto cuando me dices que ya no quieres verme,
Te respeto cuando me dices que el ayer no es hoy,
Que el amor ya no está en tus entrañas
Que mi olvido es tu delirio
Que tu grandeza es mi desdicha.

Te respeto si me dices que ya no quieres verme . . .
¿Cuántas veces hemos de caer para no levantarnos?
¿Cuántas morir? ¿Cuántas sentir?
¿Cuántas veces se olvida nuestro Dios
antes de que nos de algo?

Hoy me he duchado con las yemas de tus dedos y
me he estampado contra el suelo
al tropezar con tus ojos.

¿Cuántas veces soñé con
Tu imagen antes de conocerte?
¿Cuántas con tus labios
Antes de verlos moverse?

Hoy he caído nuevo
Por no tenerte cerca.
Hoy he sentido de nuevo
Que la distancia es tan cruel
Como el niño que pide golosinas
Al ciego y al pobre…

Anuncios