Derrepente me paré en el medio de la oficina llena de problemas, gritos y jodas, muchas cosas por hacer, resolver y me encontré desmotivado y enfadado y ahi entrabas tu, arrancandome una sonrisa con unas simples palabras en un nextel…

Cada dia me es mas imperativo sentir esos prit prit en el rojito..

Anuncios