Escuchala, porque asi es…