Hace dos dias,…

Ella: Te aceptas como eres?
Yo: Pues claro!!!
Ella: estas seguro????
Yo: Siiii
Ella: Bueno si tu lo dices, cambiemos de tema
Yo: ….(pienso que paso?)

Bueno pues no le pregunte mas… pero me quedo dando vueltas en la cabeza eso y… esa conversacion ligera me hizo razonar durante todo este tiempo sobre…

¿Quién soy?… qué pregunta tan filosófica y complicada se me viene a la mente para intentar responder aquello de si me acepto cómo soy…

Recuerdo todas y cada una de las veces en que he debido presentarme…
Primeramente me viene a la cabeza mi nombre completo (Tiquitito Rampante), mi sexo (hombre) , mi edad (27)… Y? Ahora qué? Ummmm, déjame pensar… A ver… No tiene porque ser tan difícil saber quién soy yo, porque ¡soy yo! yo mismo tengo que saber lo que soy porque soy yo.

Me está doliendo un poco la cabeza, por qué será? En fin… Sigo con mi pregunta, ¿quién soy yo…? ¿qué soy yo?

Haber… A veces niño, a veces hombre y… a veces amante,
la existencia  y el caos fluye por mis venas…

Soy aquel que intenta seguir caminando por la vida, aunque muchas veces sin rumbo fijo, que quiere vivir en el cielo e intenta no tener los pies en la tierra. Aquel que lucha por lo que siente y por las cosas en las que realmente cree. Soy aquel que puede ser un fantasma y estar rodeado de muchas personas y sin embargo permanecer hundido en la más profunda soledad… Puedo ser un anngel, o un demonio…

Soy un enamorado de la vida por ratos, y por otros, muchos muchos otros mi mente juega a la melancolía; entonces me apuñala por la espalda y me hace perderme entre el todo y la nada, entre mis pensamientos y es ahí, aislado del mundo, que escucho palabras sordas.

Soy aquél espíritu alegre, lleno de infantiladas… Puedo lanzarme a cantar y bailar a mitad de la calle riéndome de cómo los extraños que me miran me ven como si estuviese loco o simplemente se ríen… Pues que se rían entonces, porque estoy disfrutando de esa libertad de ser quien soy…

Soy un sinfín de sonrisas,
una carcajada en el silencio,
una caricia,
una voz…
Un sueño,
una ráfaga de palabras,
un atardecer,
una ausencia y una presencia,
millones de lágrimas que parecen no terminar,
unas alas rotas,
una mirada,
un largo silencio,
un “te quiero” que se quiere tranformar en mas;
un hasta luego y un adiós…
Y soy la distancia,
soy el desvelo,
soy el olvido,
soy soledad,
y un puñado de recuerdos… guardados en el ayer.

Soy todo esto y soy nada a la vez, mañana, pues mañana quién sabe; las personas, todas cambian y yo no soy la excepción, soy un cubo magico, o un pedazo de plastilina…

¿Qué si me acepto como soy?

Sí, esa es mi respuesta. No fue algo fácil pero hoy puedo gritar que si.

Me sé fuerte y débil a la vez, alegre y melancólico, cuerdo y completamente loco; pero me gusta ser quien soy, así, tan mariquita y lloron, aun en aquellos momentos en los que la distracción logra apoderarse de mí y puedo hacer que mi mundo sea todo un caos; sé que hay miles de cosas en las que puedo mejorar y hago mi mayor esfuerzo para conseguirlo, poco a poco, de a pasitos…

Me gusta seguir aprendiendo y descubrir los placeres de cada minuto que vivo. No creo en las casualidades y sé que si estoy aquí y ahora es por una razón, me gusta reírme de mi mismo y disfruto hacerlo; tengo muy pocos amigos y es gente especial e increíble, valoro su presencia y me sé querido y aceptado por ellos, aunque a veces no logre entender el porqué de ese cariño…

Me gustan hasta mis ojeras y el hecho de que no pueda lograr arreglar mi cabello todas las mañanas. Pero no, ¡jejeje! aún quiero subir de peso…

Anuncios