Hace tiempo que empiezo escribiendo lo que quiero escribir y termino haciendo todo lo contrario…

Hace tiempo también que me da la sensación de que me encuentro atrapado en una constante contradicción de la que me resulta imposible salir.

De un tiempo a esta parte parece que entrego mi vida sin la voluntad de hacerlo -aunque tampoco en contra de mi voluntad- , y es entonces cuando me doy cuenta que no soy yo quien controla mis actos, que camino sin pensar, sin controlar… Es como si sólo fuera una pieza de un engranaje en el que ni tan solo tengo la oportunidad de decidir, pero lo peor es que lo sé, y que a veces ni me importa.

Últimamente siento que sólo me dejo llevar… sin cabeza. Y a veces me gusta, aunque otras no. Y viceversa.

Como decía, se trata de una constante contradicción. Mi clara y “unica” dualidad…

PD. Peque, tu eres la unik, que encaja sin remordimientos… gracias por tu compañia (y tus cojudeces)

Anuncios