De vez en cuando me da por cambiar todos los muebles de sitio a veces incluso intercambio todo lo que se pueda. Si, ya lo se! estoy un poco safado, ya lo dice mi madre.

Hoy en uno de esos ataques y después de poner los sofás en todas las posiciones posibles, al final gané una ventana que antes tenía bloqueada por un fucking mueble de tres plazas.

Y he descubierto uno de los placeres de todo “gatito soñador” que se aprecie… asomarse a la ventana… joder

Me dan ganas hasta de empezar a fumar y asi poder echarme un puchito mientras veo pasar a los peatones arrimado al alféizar, debe de ser la perfección de un fin de semana sobrio.

Anuncios