Al fin decidi volver…

He estado trabajando mucho en mi felicidad. Esta semana a pesar de todo el estrés de una semana muy dificil con mucho trabajo, intentando ponerme al corriente de muchas cosas de las cuales estaba un poco fuera de foco, algunas cosas nuevas ..etc, he sido muy tolerante, no me he enojado como antes por cualquier pendejada y en realidad he intentado llevar a cabo mi plan de ser feliz. Además por mi bien y el bien de los demás sigo cambiado y cambiando todo ese montón de defectos que me dañaban y a mis cercanos, pero teniendo mucho cuidado en no dañar mi escencia, porque esa no es la idea. No quiero un Tiquitito completamente diferente, quiero un nuevo Tiquitito igual a la anterior pero sin tanta mierda, irresponsabilidad y con un poco más de sentido hacia lo que es tener cuidado con los que quieres y amas.

Creo que si logro hacer todo esto, seré feliz “Voy a ser feliz porque tengo todos los ingredientes para serlo”

Bueno, en lo que iba. Entre cuentas regresivas, palabras de aliento y noticias que me alegran, mi vida fluye con algo de regularidad. Mis sentimientos cambian, mi amor propio se hace más fuerte, mis relaciones entre amigos se vuelven más sinceras, mi entendimiento de lo que soy se hace más claro y mi vida en general (lastimosamente solo para mi, y lo digo porque cuando yo siento que al fin lo hago bien, las huellas y heridas que me encargué de dejar en mi pasado, siguen renaciendo e impidiendo que quienes me importan vean que si he cambiado), se hace cada día más como debe ser, como yo quiero que lo sea. “Parece que apenas entiendo que mi jarro en vez de llenarse se ésta vaciando lento cada vez más…”*

Mi vida se transforma a medida que cada día pasa y a veces lo siento extraño, a veces solamente lo dejo pasar.

Hoy soy sincero.
Hoy soy honesto.
Hoy no miento.
Hoy lo digo… Si he cambiado.

Tal vez ya era hora de que empezara a desaparecer la inmaduréz…

Anuncios