Lo cierto es que últimamente no paro de darle vueltas al término Confianza…

¿Relamente sabemos lo que significa? ¿La usamos con conocimiento de causa o simplemente creemos en que debemos tenerla presente en todas nuestras relaciones a pesar de no tenerlas todas con uno mismo? (y digo en todas relaciones, amigos, parejas, familia, etc)

Lo que está clarísimo es que sin duda sentir des-confianda puede ser una de las peores sensaciones que experimentemos a lo largo de nuestra vida que muy a nuestro pesar, se dará en repetidas ocasiones, puesto que la confianza es un término díficil tanto de definir como de entender y sentir.

No obstante todos los entendidos comentan que ninguna relación que se aprecie puede mantenerse a flote sino existe el concepto Confianza entre los contrayentes relacionales, pero ¿A pesar de no Confiar al 100%, quizás por inseguridades personales, puede funcionar una relación? ¿Acaso se sabe cuando tienes una Confianza ciega o siempre quedan resquicios de recelo e inseguridad? ¿Es cierto que la desconfianza en realidad es un reflejo de nosotros mismos en los demás, en especial lo trasladamos a las personas que realmente queremos por miedo a perderlas?

En ocasiones la des-confianza te lleva a sentir celos y con ellos la destrucción total de tí mismo, porque está claro que no lo pasa peor que el que realmente siente esos celos ¿Es normal sentirlos?¿Dónde está el punto medio? ¿Acaso cuando nos vamos haciendo mayores y vamos madurando a base de desencuentros y decepciones, acabamos por dejar de sentir este tipo de estupideces que sólo traen problemas en la pareja y nos limitamos a disfrutar de lo que tenemos mientras dure o en realidad ese miedo sigue presente aunque sea con otra intensidad?

Muchas preguntas y muy pocas respuestas claras por pronunciar…

Anuncios