Desde que abrí este blog (ya hace casi un año), tuve reparos en contarle a mis amigos cercanos sobre él, porque temía que lo escribiera iba a sonar tonto y muy cursi. Creo que fue por un poco de inseguridad y de temor al ridículo. Tenia anonimato, y aunque escribia algunos post y comentaba algunos, fue cuando mis dos broths (SORRT & PITT) se unieron a esta blogosfera fue que me senti un poco mas comodo y con ganas de expandirlo un poco mas.

Desde que lo inicie decidí que me lo iba a tomar en serio, que era la mejor vía de desfogue y podia escribir libremente lo que me diera en gana y si recibía comentarios iba a ser productivo, sobretodo porque me iba a servir para darme cuenta si escribiendo iba por un buen camino. De hecho que cada día que pasa me emociona que llegue gente nueva y se tome un tiempito para no solo leer el post del día sino también para dejarme su comentario.

Empecé a postear más seguido porque lo veía como un buen ejercicio. Yo siempre he tenido muchas ganas de desarrollar mi voz escrita, sé que algunos nacen con ese talento, pero para mi significa un reto constante y veo que mi desarrollo en este campo todavía está en pañales.

Ahora ya empecé a recibir más visitas de bloggers y anónimos, a invitar a algunos amigos a que me lean y yo también empecé a comentar en varios blogs que me parecen acogedores. (tambien he puesto el enlace de esta pagina en mi correo, en mi msn y ahora en mi HI5, jajajaja… soy publicista???, asi para eso estudie)

Acepto que es una chambaza, que necesitas tiempo y ganas, porque cada blog es un universo personal donde reconoces que tan cercano o distante puedes ser de otra persona, cuanta afinidad se puede compartir con los demás y en cada post llegas a descubrir un poco de la personalidad del otro.

Una amiga que me conoce muy bien, el dia viernes me dijo que mi blog era el fiel reflejo de la persona que soy: ese tipo alegre, alguna ves dramático y complicado, otras veces renegon, que se ha tomado la vida demasiado en serio desde una corta edad, pero que al fin y al cabo es optimista.

Mi amiga también intuía al leer los comentarios en mi blog, que “los otros” podían percibir gran parte de esa esencia sin conocerme en persona y que era por eso que entre comentario y comentario, había hecho nuevos compañeros de ruta.

Es como si mi blog fuera una ruta de combi y algunos pasajeros por casualidad eligen subir en el camino, se siente cómodos y tienen un buen viaje que los hace volver una y otra vez al mismo paradero, cuando tienen tiempo y ganas de conocerme un poco más.

Ayer el comentario de una amiga sobre este tema me inspiró a escribir sin pretensión alguna lo que ha significado para mi tener un blog. Veremos que pasa después, si en otras circunstancias sigo tan constante o si tiro la toalla en algún momento, nada está escrito, pero siento que es una experiencia que me ha traído mucha satisfacción personal y espritual. Algo mío que puedo compartir y que es bien recibido.

Anuncios