La gente siempre deja el “te quiero” a medias y la mayoría de las veces da lugar a equívocos, en cambio, si realmente se expresara lo que se quiere, todo sería más fácil. Por ejemplo:

Te quiero conocer, pues bueno, es una forma de empezar.

Te quiero querer, este es bastante más complejo, pero al menos deja claro que en el fondo hay buenas intenciones.

Te quiero seducir, no hay mucho que contar de este, es para disfrutar de copas y cenas.

Te quiero gustar, este suele ser el anuncio de un fracaso, pero no confunde, que es de agradecer.

Te quiero follar, no hay lugar a dudas o follamos o no follamos, así de simple.

Te quiero mucho, este es como fraternal, a mí los adverbios aumentativos me parece que le restan fuerza al “te quiero” de toda la vida.

Te quiero usar, este sería uno de los más utilizados si se completaran los te quiero´s, pero claro, habría muchos que de ser conscientes se negarían a ser usados.

Se podría hablar de cientos de situaciones en las que el “te quiero…” está incompleto y suele ser porque la mayoría de la gente no es verdaderamente consciente de lo que estas dos palabritas significan si se juntan. No saben que al decir “te quiero” están reconociendo abiertamente que lo único que desean es pasar el resto de sus vidas con una única persona en todo el mundo, que están dispuestos a darlo todo aun sin tenerlo, que la vida tiene sentido aunque no lo tenga, que no podrían vivir si perdieran al ser querido, que jamás van permitir que un ápice de tristeza inunde la unión del amor y que por su puesto no soportarían la sola idea de hacer daño a quien aman.

Por eso no me gusta que me lo digan, porque no me gusta que me mientan…

Y tu que quieres?????

Anuncios