¿Por qué será que tenemos algunos la piel de un elefante para los halagos y el cutis de un bebé para las críticas?

Anuncios